La planificación en la cocina: saludable, económico y rápido

Cuando hablamos de cocinar y crear nuevas recetas en nuestras casas, no siempre podemos decir que es algo fácil. Con tantas tareas y responsabilidades que tenemos, a veces no podemos dedicarle mucho tiempo a la cocina. Por eso, terminamos improvisando recetas que nos sacan del apuro, pero que no necesariamente cubren nuestras necesidades de alimentación.

Contrario a lo que se cree, la planificación semanal o quincenal en nuestras casas es de gran ayuda para ahorrarnos tiempo y dinero e incluso poder comer más variado y balanceado. Nuestra Chef Mariana nos trae algunos consejos muy útiles para empezar con la planificación de una manera fácil:

1. Es importante estar conscientes de la comida que tenemos disponible en nuestras alacenas y refrigeradoras. Esto nos ayudará a aprovechar todo lo que tenemos sin que se ponga malo o sin comprar cosas innecesariamente. Además podemos tener ciertos ingredientes que siempre consumimos disponibles para hacer nuestras recetas favoritas.

2. Una vez que tengamos esa lista, podemos pensar en opciones de comidas con esos ingredientes y así solamente comprar lo que falta. Ir al supermercado o la pulpería con una lista clara nos puede ayudar a no comprar cosas que no vamos a necesitar.

3. Si te cuesta mucho pensar en recetas diferentes, podés visitar el sitio web de Richly, ahí encontrarás infinidades de opciones, no solo para almuerzos y cenas, sino también para meriendas. Además, se pueden encontrar recetas para todos los gustos y para toda la familia.

4. Podés ir turnando las recetas con diferentes proteínas, salsas, acompañamientos, entre otros. Así se tiene mucha variedad durante la semana. No olvidés hacer un menú semanal o quincenal para así aprovechar la misma proteína o acompañamiento en más de una comida.

5. Si querés cocinar un poco más distanciado, una opción es cocinar más cantidad y congelar una parte o con un mismo ingrediente cocinar distintas comidas para. Esto te puede ahorrar mucho tiempo.

6. Aprovechar las ofertas que Richly ofrece en los distintos puntos de venta constantemente es una excelente manera de ahorrar dinero, pero también de hacer diferentes platillos con los mismos productos.

7. Podés usar un día a la semana, como el sábado o domingo, para cocinar todo lo que sea posible y así ya tenés lista la mayoría de los platos para el resto de la semana.

Te aseguramos que el tiempo que vas a invertir haciendo un menú semanal va a ser mucho menos que lo que invertís cada tiempo de comida improvisando y cocinando todo en el momento.

Categorías

Etiquetas